Estudiante del Doctorado en Ingeniería Industrial obtiene tercer lugar en maratón de montaña en la Patagonia

Oct
19
2015
Competencia de alto nivel se realizó en Torres del Paine y reunió a atletas de 30 países

“Considerando que la vida tiene matices, y no todo es trabajo y estudio, entre mis actividades personales me dedico a correr”. Así lo afirmó la atleta y estudiante del programa de doctorado en Ciencias de la Ingeniería mención Ingeniería Industrial, Karla Rivera Ulloa, quien obtuvo un destacado tercer lugar en la clasificación general mujeres de la cuarta edición de la Patagonia International Marathon (42 kms).

La estudiante de postgrado de la Universidad de Santiago de Chile se midió en esta exigente competencia de montaña que tuvo lugar en el parque nacional Torres del Paine y en la que participaron atletas representantes de 30 países. También obtuvo el tercer lugar en la categoría 30-39 años de edad con un tiempo oficial de 4 horas y 31 minutos.

“Chile tiene parajes hermosos y en estos muchas de las carreras más importantes del trail running a nivel mundial. Aprovechando mi estadía en este lindo país, decidí inscribirme en la Patagonia International Marathon”, explicó Karla Rivera Ulloa, quien además practica ciclismo de montaña y otros deportes outdoor.

La estudiante de doctorado también participó, con posterioridad, en la Ultra Trail Torres del Paine (50 kms), competencia en la que obtuvo el cuarto lugar en su categoría. Como si fuera poco, este sábado (17) competió en la Endurance Challenge The North Face, desafío de 80 kms de carrera.

Esta madre y esposa, de nacionalidad ecuatoriana y 33 años de edad, reside desde hace seis meses en nuestro país, período en que ha llevado a cabo sus estudios de doctorado en la U. de Santiago. “Motivada en el crecimiento intelectual y personal me vine a Chile a realizar el Doctorado en Ciencias de la Ingeniería con mención en Ingeniería Industrial”, sostuvo.

Karla Rivera Ulloa se siente afortunada por poder compatibilizar sus estudios superiores y la práctica de un deporte de alta exigencia. “Ahora llena de dicha solo me queda agradecer a los que hacen posible esto mi familia, y mis profesores quienes me dan el soporte para combinar el trabajo con la vida personal”, concluyó.