Estudiantes de Ingeniería Industrial desarrollaron inéditas soluciones en concurso “48 horas para Innovar”

Nov
24
2015
• Jóvenes provenientes de diferentes universidades del país se dieron cita en el Departamento de Ingeniería Industrial de la U. de Santiago, única sede en Chile de este certamen de innovación de alcance mundial. • De manera simultánea, en los distintos países, participaron más de mil estudiantes de Francia, Colombia, Chile, Túnez, Argelia y Bahrein.

Dos ideas que buscan evitar colisiones de automóviles por alcance y hacerlos energéticamente eficientes, respectivamente, fueron las ganadoras en una nueva versión del concurso 48 Horas para Innovar, certamen que tuvo lugar en Chile en el Departamento de Ingeniería Industrial de la U. de Santiago y que se desarrolló de manera simultánea en seis países, con la organización de L'école Nationale Supérieure en Génie des Systèmes et de l'innovation (ENSGSI) de la Universidad de Lorraine (Nancy) y otras entidades francesas.

Las innovaciones premiadas fueron diseñadas por el equipo conformado por los estudiantes de Ingeniería Civil Industrial, Patricio Araya (egresado de la U. de Santiago), Francisco Muñoz (U. de Santiago), Diego Clavel (U. de Santiago), Axel Araya (UC del Norte), Jorge Carvacho (UC del Norte), Jimmy La Orga (U. Andrés Bello sede Viña del Mar), y por Karin Klein, estudiante de Ingeniería Comercial de la U. Mayor.

El grupo propuso usar tecnología láser para marcar la distancia entre los autos en una carretera y, a su vez, aprovechar el parachoques trasero de estos para almacenar una manta cubre autos que cuente con celdas fotovoltaicas. Se pretende que esta capte energía solar durante el día y logre cargar la batería del vehículo.

Los estudiantes ganadores valoraron la oportunidad de participar en este concurso internacional y expresaron su motivación para seguir desarrollando sus ideas. “Debemos mejorar nuestras ideas y tratar que la manta pueda absorber otros tipos de energía, para que no dependa solo del sol”, señaló Patricio Araya, de la U. de Santiago.

Por su parte Axel Araya, de la UC del Norte, expresó que el concurso fue una experiencia muy gratificante. “Hemos aplicado los conocimientos de la ingeniería en lo que es trabajo de equipo, generar ideas y desarrollarlas de manera factible”, comentó. 

El coordinador del concurso e investigador de la U. de Lorraine, Dr. Mauricio Camargo, resaltó la calidad de los trabajos desarrollados este año. “La calidad de los resultados ha sido mejor que los años anteriores”, aseguró. 

El académico, quien fue miembro del jurado, precisó que para dirimir los mejores proyectos se evaluó la originalidad de la idea, la manera de presentarla, y su factibilidad.

El Dr. Camargo señaló que las ideas que se recogen en este concurso surgen a partir de problemas reales propuestos por empresas. Y agregó que los participantes chilenos son parte de una comunidad de 1200 estudiantes de los seis países, quienes participaron en forma simultánea en Francia, Colombia, Chile, Túnez, Argelia y Bahrein. 

En esta perspectiva, el subdirector docente del Departamento de Ingeniería Industrial, Dr. Miguel Alfaro, destacó la contribución del concurso en la formación de los ingenieros industriales de la U. de Santiago.

“Es un gran aporte para la  formación de nuestros ingenieros porque parten de una idea muy general sobre una necesidad de una empresa y ellos tienen que pensar en soluciones y ver donde se puede innovar, teniendo una visión de negocios, precisando el modelo de negocios”, aseveró la autoridad académica.

A juicio del Dr. Alfaro, en este concurso los estudiantes deben utilizar competencias adquiridas y adquirir otros conocimientos para poder resolver el problema que se les plantea. “De esta forma se adelantan y aprenden metodologías a priori, porque se enfrentaron a problemas con anterioridad. Todo eso favorece el proceso enseñanza aprendizaje”, concluyó.

Colaboración Francia – Chile

"48 horas para innovar" es un concurso en que se deja a los estudiantes, de manera simultánea y en distintos países, en un ambiente real de trabajo de innovación durante dos días consecutivos. Cada equipo se compone de un máximo de doce estudiantes de diferentes cursos, quienes deben desarrollar un problema generado por empresas.

El concurso llegó a Chile en 2010, en el marco del proyecto MECESUP FIAC "Programa Franco-Sudamericano en Ingeniería de la Innovación e Ingeniería Industrial" adjudicado por el Departamento de Ingeniería Industrial de la U. de Santiago en 2009.